Buscar este blog

sábado, 19 de noviembre de 2011

¿CÓMO DAR CUENTA DE LO HISTÓRICO? La relación entre la teoría y la investigación empírica

María Mercedes  Tenti
La disputa entre científicos sociales que utilizan métodos cualitativos de análisis y los que prefieren métodos cuantitativos refleja una fijación en la metodología, que se entiende como el factor más importante de la investigación social. Este problema se advierte también en la investigación histórica cuando debe entenderse la historiografía como una interacción entre teoría e investigación empírica. El objetivo final de toda investigación es avanzar en el conocimiento teórico. Pero ese proceso sólo puede conseguirse a partir de una comprensión global de los fenómenos históricos.
Las insuficiencias teórico metodológicas en la historiografía han sido reconocidas por historiadores como el británico Rapahel Samuel o el italiano Carlo Cipolla, entre otros, que admiten que los historiadores no son dados en general a la introspección sobre sus trabajos. Sin embargo toda formación mínima de un historiador debe basarse en el análisis de la naturaleza de la historia, de lo histórico y en la reflexión sobre el método historiográfico. Ambos están íntimamente relacionados y no puede abordarse un aspecto ignorando el otro. En consecuencia, no se puede hacer una práctica de ciencia histórica sin una teoría sobre la propia ciencia.
El método se construye ligado a los objetivos del conocimiento. Si bien hay principios generales del método científico cada disciplina tiene particularidades metodológicas que la caracterizan. El método de la investigación histórica es parte del método de la investigación de la sociedad, por ello el método del historiador muchas veces coincide con el de otras disciplinas como la sociología, economía, antropología o política, ya que el historiador investiga fenómenos sociales. La particularidad del método historiográfico reside en que el historiador estudia los hechos sociales en relación con su comportamiento temporal.
Es preciso que haya una relación profunda entre la teoría y la investigación empírica. Eso no significa que el historiador deba elaborar sus propias teorías sin acudir a teorías elaboradas por otras ciencias sociales.  La teoría historiográfica debe ser cada vez más ajustada al trabajo del historiador, ya que le dotará de mejores instrumentos para interrogar a las fuentes. Ello conduce a replantearse de forma continua las posibilidades y condiciones de la interdisciplinariedad.
¿Cómo dar cuenta de lo histórico? Esta pregunta tiene que ser respondida desde la práctica de la investigación histórica, ya que no puede haber una teoría constitutiva de la historiografía sin práctica continua de la investigación empírica de la historia. La teoría historiográfica debe delimitar el objeto de la historiografía, la naturaleza de la explicación histórica y la composición y el sentido del discurso histórico.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

RESEÑA de Las comunidades religiosas de Tucumán, entre la sociedad y la política (2018)

María Mercedes Tenti RESEÑA  de SANTOS LEPERA, Lucía - FOLQUER, Cynthia (coord.) Las comunidades religiosas de Tucumán, entre...