Buscar este blog

miércoles, 4 de mayo de 2011

NUEVOS ESTUDIOS DE LA HISTORIA DE SANTIAGO DEL ESTERO por María Mercedes Tenti

Hoy me toca presentar, con gran satisfacción este libro Nuevos estudios de la Historia de Santiago del Estero, escrito por Alberto Tasso, sociólogo experimentado en el oficio y jóvenes historiadores como Julio Carrizo, Daniel Guzmán y Roberto Orellana, editado por el Profesorado de Historia, del Instituto La Sagrada Familia.
Creo que este libro es una buena síntesis de dos valores fundamentales combinados en este trabajo académico: la utopía y el esfuerzo compartido.
¿Por qué digo la utopía? Porque cuando Alfredo Basualdo se propuso crear un profesorado privado, con orientación en historia en el barrio Autonomía, parecía no sólo imposible, sino casi hasta absurdo. Existiendo el ISPP Nº1, con una importante tradición en el campo de la historia, este nuevo profesorado, en la periferia de la capital santiagueña, no auguraba, aparentemente, éxito alguno.
Sin embargo, con el tesón de sus directivos y profesores, especialmente jóvenes estudiosos e investigadores, fue cimentando su prestigio y hoy sorprende a la comunidad académica con la presentación de este libro de Historia de Santiago del Estero. Su aparición nos hace vislumbrar una luz de esperanza y reafirmar que las utopías son factibles.
Fruto de la utopía a la que hacía referencia es este libro, síntesis del esfuerzo compartido entre autoridades de la institución y estos investigadores que quieren poner a consideración de la comunidad académica el producto de sus investigaciones.
En primer lugar haré referencia al trabajo de Alberto Tasso sociólogo de vasta trayectoria que incursiona en este libro en el campo de la historiografía, tratando de reseñar parte de los trabajos historiográficos de los últimos veinte años, clasificándolos por períodos de estudio y por temáticas abordadas. Al final incluye una lista de obras según el abordaje disciplinar y la fecha de publicación.
Sin dudas el esfuerzo que hizo Tasso en recopilar estas obras y analizarlas, interrogándose sobre los enfoques y géneros, es de gran importancia para quienes quieren indagar sobre la escritura de la historia santiagueña. Si bien no se agota la publicación y presentación de historiadores sobre temas santiagueños, que lo hacen a lo largo y a lo ancho del país, en congresos y jornadas de historia, publicadas en cd o en la web, además de revistas y libros, su trabajo nos brinda una interesante selección que permite vislumbrar el desarrollo de la historiografía en las últimas décadas.
Quiero detenerme en particular en los trabajos de Daniel Guzmán, Roberto Orellana y Julio Carrizo, los tres ex alumnos en el profesorado, la licenciatura y algunos también en carreras de pos grado, o que trabajaron y trabajan como investigadores asociados en proyectos de investigación, a mi cargo.
Daniel Guzmán indaga sobre Las revistas culturales en Santiago del Estero, tema que conoce en profundidad ya que sus investigaciones se centran, precisamente, en el rol de los intelectuales santiagueños y sus publicaciones en revistas especializadas, como lo atestiguan sus numerosas publicaciones sobre el tema.
En este caso, su preocupación se focaliza en dos revistas católicas El Almanaque santiagueño, aparecida en 1904 y Primaveral, de 1918, ambas imbuidas del pensamiento católico emergente en la época, con una marcada postura anti positivista. En su trabajo emergen los intelectuales católicos que escribían en las revistas, de los que analiza su pensamiento en el contexto de un mundo de preguerra y guerra mundial, respectivamente, con el socialismo y el comunismo amenazantes emergiendo en el horizonte global, atentando contra el mundo católico proyectado desde el papado, especialmente a partir de la convocatoria del Concilio Plenario Latinoamericano, en 1899.
Las posturas contrarias al modernismo, al liberalismo y al socialismo, tres patas en las que se apoya lo que Guzmán denomina anti positivismo católico, surgen de la pluma de autores santiagueños y de otros ámbitos, pensamiento que analiza el autor dentro del contexto de la intelectualidad de la época.
Roberto Orellana investiga sobre el rol del Estado y el proceso de expansión agropecuaria del departamento Belgrano, entre 1960 y 1980, enmarcado dentro de las políticas desarrollistas iniciadas durante la presidencia de Frondizi y continuadas, de una u otra manera, en los gobiernos de facto y democracias débiles, hasta la década del 70’.
Algo se ha indagado sobre estas políticas en el ámbito nacional, pero muy poco en provincias periféricas como Santiago del Estero, alejada de la zona pampeana y más aún de un departamento como el de referencia, con menor desarrollo aún, ya que las políticas desarrollistas en Santiago estuvieron orientadas, en particular, hacia el área de riego del río Dulce y la Corporación del Río Dulce.
El trabajo de Orellana brinda un aporte interesante para el conocimiento del desarrollo del departamento Belgrano en lo referente a pasturas, ganado, red vial, expansión agropecuaria y tenencia de la tierra. Este trabajo de historia económica, al igual que el de Julio Carrizo, da una visión política de economía local.
Julio Carrizo continúa con sus trabajos minuciosos sobre las políticas fiscales santiagueñas entre 1841 y 1875, parte de su tesis de maestría en curso. El rol del Estado en formación se entreteje con las políticas económicas en general, y fiscales en particular, investigadas, sacadas a la luz y analizadas meticulosamente por Carrizo.
El trabajo de archivo realizado por Julio es encomiable. No sólo consiguió e interpretó los presupuestos de entradas y salidas y las leyes ampliatorias de los mismos, sino que buceó hasta encontrar las planillas de información de gastos y recaudaciones mensuales, para compararlas con las propuestas anualmente. Los cuadros y gráficos que acompañan el trabajo son una fuente insoslayable de consulta para quienes tienen interés en estudiar la historia económica provincial. Realiza un seguimiento exhaustivo de las modificaciones en la burocracia estatal del área económica y los cambios en el diseño de las reparticiones creadas al efecto, sus continuidades y quiebres.
Este trabajo no se trata de un frío análisis de la corriente historiográfica que podríamos denominar cliometría. Es un excelente aporte, dentro de lo que designaría como ‘nueva historia económica’, en la que lo económico se entrecruza con lo político para enriquecer su análisis e interpretación.
Tuve la suerte de conocerlos, a Daniel, Roberto y Julio como estudiantes, muy jóvenes, y verlos hoy como investigadores serios y pujantes, que dieron un salto cualitativo importante en sus carreras, especialmente si consideramos las condiciones en que los tres investigan.
Me parece oportuno destacar este aspecto que tiene que ver con quienes llevan el oficio en la sangre y que pueden sortear todo tipo de vicisitudes, al tener que trabajar para mantener sus familias y dedicarse a la investigación, sin sustento económico o con muy poca paga (como lo hacen quienes investigan trabajando en el nivel secundario o superior de las escuelas provinciales), robando tiempo a su tiempo libre, para dedicarse a esta profesión que abrazaron con pasión y dedicación. Esto también corrobora mi afirmación primera, de que las utopías son posibles.
No me queda más que felicitar al Instituto la Sagrada Familia, a los autores del libro, Julio Carrizo, Daniel Guzmán, Roberto Orellana y Alberto Tasso por este emprendimiento colectivo e incentivar a los presentes a una lectura detallada del mismo para valorar, cada uno desde su propia lectura, el aporte de todos y cada uno de los investigadores que hoy ponen a consideración de ustedes estos Nuevos estudios de la Historia de Santiago del Estero.

4 comentarios:

  1. Excelente. Felicitaciones a los autores y a la Dra. Tenti por alentarlos. Hacen falta trabajos de investigación que no sean solo un rejunte de citas de viejos trabajos. Suerte.

    ResponderEliminar
  2. Me pareció muy interesante su comentario en particular lo relacionado con las precarias condiciones en las que se realizan las investigaciónes en la provincia..no tuve oportunidad de leer el texto pero hago llegar mis felicitaciones en particular a Julio porque se el esfuerzo y el apoyo de su familia para que el pueda seguir con su gran pasión...

    ResponderEliminar
  3. Gracias Hebe y Neli por los comentarios.

    ResponderEliminar

RESEÑA de Las comunidades religiosas de Tucumán, entre la sociedad y la política (2018)

María Mercedes Tenti RESEÑA  de SANTOS LEPERA, Lucía - FOLQUER, Cynthia (coord.) Las comunidades religiosas de Tucumán, entre...